“Queridos hijos los invito de manera particular a orar por mis intenciones, de modo que detengan mediante sus oraciones el plan de Satanás sobre la humanidad, que cada dia se aleja más de Dios. En vez de Dios se pone a sí misma en el primer lugar y destruye todo aquello que es bello y bueno en el alma de cada uno de ustedes. Por eso, hijitos, oren, ayunen y hagan la voluntad de Dios, de modo que sean conscientes de cuánto Dios les ama. Gracias por haber respondido a mi llamado”