(Vatican News) – Su lema es “Trabajando para reducir la pobreza en América” y su misión es “proporcionar servicio a las personas necesitadas, abogar por la justicia en las estructuras sociales y llamar a toda la iglesia y a otras personas de buena voluntad para que hagan lo mismo”. A través de sus agencias miembro, Catholic Charities brinda servicios a millones de personas al año a través de actividades como vivienda, atención médica y ayuda en desastres.

La directora ejecutiva de caridades católicas en Texas, la hermana Norma Pimentel, informa que la Fundación está comprometida a hacer el mayor esfuerzo para responder a las necesidades de las personas en nuestra comunidad. La misión social de la Iglesia es el bien de los necesitados y se lleva al cabo a través de los servicios de todos los que participan con Caridades Católicas.

Un refugio para inmigrantes que atraviesan la frontera

Recientemente han creado el Centro de Refugio Humanitario, un esfuerzo realizado debido a la enorme inmigración por la frontera sin lugar adecuado para descansar. Caridades Católicas del Valle del Río Grande (CCRGV) con la ayuda de la Iglesia Sagrado Corazón, la Ciudad de McAllen, así como voluntarios y donaciones, abrió sus puertas al Centro de Refugio, que ofrece un lugar para que los inmigrados innumerables; hombres, mujeres, niños y bebés, puedan descansar, disfrutar de una comida caliente, una ducha, cambio de ropa limpia, y también puedan recibir medicina y otros suministros, antes de continuar su viaje. En el último año han ayudado a más de 23,000 personas.

Hemos entrevistado a la hermana Pimentel quien nos habla sobre la labor del centro sobre todo en estos días para asistir a los niños separados de sus padres inmigrantes. Nos habla también de la visita que recibieron de los obispos americanos, para encontrarse con estas familias reunidas finalmente. Y por último sobre la promoción que hace Caridades Católicas a la campaña de Caritas Internationalis, Share the Journey